El argentino solo recibió cuatro fechas de sanción.

Por: George De La Hoz

El último clásico entre PSG y Olympique de Marsella estuvo marcado por las diferentes fuertes discusiones que se levantaron y que podían dejar a varios jugadores sancionados.

Uno de los primeros en recibir un castigo es el argentino Ángel Di María, quien recibió cuatro fechas de suspensión por haber escupido en el encuentro al defensor español, Álvaro González.

El comité disciplinario decidió no ser tan fuerte con el jugador gaucho a servicios del PSG, debido a su buen comportamiento en las últimas temporadas.