La historia de este gato se hizo viral en redes sociales, luego que dos familias descubrieran el engaño felino.

Por: Kevin Franco

El animal era alimentado por dos familias en Guadalajara México, quienes sin percatarse lo que hacía el gato le daban amor, un lugar donde dormir y la atención de una mascota familiar por más de siete años.

Pero el engaño fue descubierto por una de las dueñas quien al llegar a una tienda acompañada por uno de sus perros, se encuentra con el gato y ellos perro y gato empiezan a jugar.

El tendero afirmó a Rosalinda que se le hacía raro ver a las dos mascotas jugar a lo que ella respondió que era porque los animales eran familia, de inmediato el tendero dijo que era suyo y que se llamaba Pancho, le mostró donde comía y dormía en la tienda.


“Yo dije: le gusta la calle, porque de repente dos días que no venía y luego pasaba una noche aquí, o se iba toda la noche y venía en el día un rato, y me acostumbré… Se me hizo muy normal y no, resulta que tiene otra casa el desgraciado, entonces come aquí y come allá, porque en cuanto llega me pide de comer”, cuenta Rosalinda.


Para una de las familias el gato se llamaba Mayo, para la otra se llamaba Pancho y cada le daba amor, y bastante comida al traicionero animal, quien por instinto al ser atendido por las dos familias se aprovechó de todo lo que le daban.


Rosalinda Ortiz, una de las dueñas del gato, explicó que ella adopto al animal luego de verlo deambular por las calles de su barrio en 2013, y desde ese momento se volvió en una mascota más de la casa.